jueves, 4 de abril de 2013

"Hasta pronto"

¡Hola!
Se  que pocas personas leerán esto, pero bueno.
Se que he descuidado mucho los blogs, y que por ello he perdido lectores, pero los estudios no me permitian estar mucho tiempo por aqui.
Asi que, he decidido eliminar la novela, reescribirla poco a poco, cambiar los titulos de las novelas que hay en Novelas Irene M Estellés ya que son muy largos, y volver pronto.
Se que cuando vuelva será como volver a comenzar, pero prefiero comenzar de nuevo, y comenzar bien, a continuar así y terminar mal.
Gracias a todos por leerme estos meses, y por  ayudarme en todo <3.

-PD: Las novelas de http://novelasirenemestelles.blogspot.com.es/ como solo están las sinopsis, no serán eliminadas.-

lunes, 18 de febrero de 2013

Capítulo 8.


-¿Crees en el destino?
- Si.
- Y…. ¿Crees que estamos destinados a estar juntos?
- Eso no lo creo, eso lo sé a ciencia cierta.

Las palabras de Luca hacen que Carolina se sonroje, se siente tan bien a su lado… Siempre ha tenido vergüenza con los chicos, pero esta vez es todo tan diferente, tan extraño, tan raro, que hasta le gusta. Le encanta esa situación, ese amor de película que esta viviendo al lado de un chico de película, en un sitio de película.

Ya había comenzado un nuevo día en la playa de Sitges, Barcelona, y los seis chicos siguen de fiesta, esa noche había que celebrar algo; su amistad.

Son las ocho de la mañana, y los jóvenes vuelven al edificio “Vista alegre”. Carolina va a quedarse en casa de Ari ya que los padres de esta están de crucero, y puede hacer lo que le plazca. Carolina ya avisó antes a su madre mediante un whattsapp, Vicky y Raúl dormirán en su casa, y Luca y Asier… dormirán en casa de Ari, ya que los padres de Ari no están y pueden hacer todo lo que quieran.

-¿Sabéis…? Estoy muy feliz de haberos conocido, de verdad, ha sido una buena noche. – Dice Carolina emocionada.
- Yo también lo estoy, esta siendo el mejor verano de mi vida. –Dice Ari, con dificultad al hablar, ya que había bebido demasiado.
- Este verano va a ser inolvidable, lo presiento. –Dice Vicky con una sonrisa en la cara.

Los seis chicos siguen caminando por el paseo marítimo, Carolina está muy contenta, y cada vez más enamorada. Ari está completamente borracha, pero quien sabe lo que puede llegar a hacer. Vicky comienza a sentir algo por un chico, un chico que le traerá muchos problemas; Mikel. Luca está feliz de haber aclarado todo con Carolina. Asier también esta borracho, sin duda se lo ha pasado genial con Ari y Raúl…


-¡Hola! ¿Qué hace una chica tan guapa como tu, en un sitio como este? – Quizá no debería haber dicho eso, pero en ese momento a Raúl no se le ocurría otra cosa que decir. Llevaba observando a esa chica un rato, y le había gustado, así que decidió acercarse a ella. Al fin y al cabo, acabarían en el mismo grupo ya que, Carolina, se había echo su amiga unas horas antes.

- ¡Hola! Te lo has currado, ¿Eh…? Pero bueno, te perdono. Me llamo Oriana, ¿Y tu, chico origina? – Dice la desconocida con mucha simpatía.
- Yo me llamo Raúl, no me he currado mucho esto de venir aquí.. pero los nervios…
- ¿Te he puesto nerviosa? – Dice Oriana en tono sarcástico.
- Mucho. –Dice Raúl esbozando una sonrisa.
- Bueno… Raúl, tendrás que decirme algo más de ti si pretendes conquistarme. – Dice Oriana tras guiñar un ojo al joven.
- ¿Y quien ha dicho que yo quiera conquistarte? – Dice Raúl sonriéndole.
- Ah… ¿Qué no es así…? Entonces me voy, ¿No…? – Dice Oriana para intentar picar al chico, que sin duda le había gustado desde que vio separar a Luca de Mikel en la pelea.
- ¡No! ¡No te vayas! – Dice Raúl agarrándola del brazo. – Ven, te invito a tomar algo.
- ¿No querrás emborracharme no? – Dice La chica desconfiando de Raúl.
- Para nada, confía en mi.

Raúl guía a la chica hacía la barra de la pista central, allí toman asiento y mientras esperan sus cocktails, descubren que tienen mas cosas en común de las que ellos pensaban.


Llegan al edificio “vista alegre” , la calle estaba vacía, solo algunos adolescentes ambulaban por las calles a estas horas, aunque su hora de llegada fue muy tardía, aún no tenían sueño.

-Pues hasta dentro de un rato chicos, ¿A que hora quedamos? –Dice Raúl mientras bosteza. – Podríamos ir a la playa, y después a la piscina.
- Por mi no hay problema, lo que vosotros queráis. – Añade Asier encogiéndose de hombros.
-Os envío un whattsapp sobre la una. – Dice Raúl tras sacar las llaves del bolsillo.

Los demás asienten con la cabeza y, seguidamente, Vicky y Raúl acceden al edificio por la escalera dos, y Ari, Carolina, Luca y Asier por la tres.



-Bueno, ¿Te lo has pasado bien Vi? – Pregunta Raúl en tono cariñoso hacia Vicky, su mejor amiga.
-Bastante bien, sobretodo al final. He conocido a un chico, ¿Sabes? Y tu ¿Qué tal? Ya te he visto con una chica muy guapa, si señor.
-Me alegro entonces, si.. Oriana… me lo he pasado muy bien con ella. –Dice Raúl con una sonrisa picara.
-Pues venga, ya tardas, cuéntame. – Dice la chica invitando a Raúl a sentarse a su lado en el sofá de la sala de estar.

Raúl le explico lo sucedido a Vicky con aquella desconocida durante esa noche, luego Vicky le dio varios consejos de amiga. Seguidamente, los dos se miran a los ojos. Han cambiado tanto las cosas en estos últimos meses, antes se odiaban, se llevaban a matar y, ahora, meses después son como hermanos, y están orgullosos de ello.

Vicky siempre había sido la típica chica sensible, la normal. A la que todo le daba igual, la que prefería quedarse un sábado por la noche en casa en vez de salir de fiesta para emborracharse, a la que no le importaba su físico, o quizá si… pero no quería admitirlo. A la que no le gustaba mentir, y la que se ilusionaba con cualquier cosa. Siempre fue una chica normal, neutro podríamos decir. De bien, nunca de sobresaliente. De tener amigos verdaderos, nunca de tener miles de amigos y ninguno de verdad. De sonreír, nunca de fingir sonrisas. Pero con los años había cambiado, empezó a darse cuenta de quienes eran sus auténticos amigos, empezó a darse cuenta de que tenia que cambiar, ya que si seguía así iba a ser peor para ella. Y su cambio, en este caso, fue para bien. Comenzó a salir más, pero sin pasarse, comenzó a controlar sus sentimientos, comenzó a hacerse popular, todo iba genial… y, entonces, sus padres se transladaron a Castellón, cosa que para Vicky, aunque ella pensara lo contrario, fue lo mejor que le pudo pasar. Conoció a mas gente, mas amigos, mas chicos, mas… Comenzó a vivir la vida, quizá se tomo muy enserio el “Carpe diem” y entonces, llegó Raúl. Se caían mal. No se soportaban, eran insufribles. Pero, quien sabe como cambió todo, al cabo de un mes se habían convertido en uña y carne, mucha gente decía que eran novios, que tenían toda la pinta, pero todo lo contrario. Nunca habían tenido un acercamiento mutuo de “amor” siempre de amistad. Raúl el año en el que conoció a Vicky estaba mal, fatal, peor que fatal. Ese año repitió curso, segundo de la eso. Fue una gran decepción, para su familia, para sus amigos, pero sobretodo para el. Pero, no todo fue malo. Conoció a gente simpática, conoció chicas, conoció gente que le acabarían ayudando en todo lo que pudieran, y también conoció a Vicky, aunque al principio se llevaban mal, ella alegraba sus tardes de desolación, y, aunque ella no fuera muy buena en matemáticas, siempre intentaba ayudar a Raúl en todo, y acabaron así, uña y carne. Pero, ya se sabe… el roce hace el cariño, ¿No?

Pero todas las amistades tienen sus más y sus menos, sus momentos geniales, y sus momentos fatales. Lo que ellos no saben, es que su amistad se verá turbada tras una serie de acontecimientos, que no tardarán en llegar.

viernes, 1 de febrero de 2013

Agradecimientos + Capitulo 7.


Agradecimientos :)



¡Hola cielos! Bueno, se que lleváis algún tiempecito esperando este capítulo, siento la tardanza, estuve de examenes :$ Aprovecho el capítulo para informaros y agradeceros sobre un tema que ocurrió el Pasado Lunes. Una de mis querídas lectores, a la que agradezco muchísimo la colaboración, me avisó el Lunes de que había una chica plagiando mi novela, vi el blog, y si, era mi novela pero con nombres cambiados. Me quedé Alucinada, me plantee hasta dejar la novela, pero no, yo no me rindo. Tras hablar con ella conseguimos que borrara el blog, y ahora ya está todo solucionado pero... Muchísimas personas me ayudaron, me ayudaron muchísimo, cada vez que abría el blog de la susodicha habían comentarios diciendo que era una plagiadora, y muchos comentarios defendiendome, y eso a mi me llegó al corazón, por eso hoy quería homenajear a estas personas, que han conseguido que mi sueño siga adelante, entre muchos de ellos están Cristina, Virginia, Belén, Sandra, Sheila, Lucía, Raúl, Habana, Garonne, Laura, Agueda, Miguel, Shalma, Adriana, Ianire, Andrea, Helena, Beatrice, Mariajo, Olivia, Eme, Lorena, Sandra, Angy y muchísimos nombres más. Con esto quiero haceros saber que sois muy grandes, que muchísimas gracias por vuestro apoyo, y que siempre que lo necesitéis aquí estaré :)
Y dicho esto, os dejo con el septimo capítulo, a partir de ahora los haré mas largos, ya que esta apunto de pasar algo importante, y hay que desarrollarlo todo, ¡Un beso, cielos!

Capítulo 7 :)

Eran las cinco de la mañana, la discoteca seguía llena de adolescentes con ganas de fiesta y los chicos siguen divirtiéndose, aunque unos mas que otros...
Cuando Mikel besó a Carolina, esta se quedo quieta sin moverse hasta que consiguió que el chico parara, cuando Mikel vio que Carolina estaba llorando, la dejo empaz, pero ella lo había pasado muy mal. Se encerró en uno de los baños y comienzo a llorar, lo que acababa de suceder le había sentado fatal, ¿Por que le había echo eso Mikel? No cabía duda de que Mikel era un chico muy importante en su pasado, pero desde que el padre de Mikel murió, el cambio por completo. Antes era un chico increíble, tenia cierto parecido con Luca; Siempre había sido muy atento, muy romántico. Carolina recuerda como comenzó todo con Mikel, los meses que pasaron juntos, los besos que se regalaron, su primera vez... Todo esto derrumba a Carolina que sigue llorando, esta vez con mas fuerza.

Luca atraviesa la pista principal de "L´atlantida beach club" hasta llegar a la zona de chill out que se sitúa en la terraza, se acuesta en una de las tumbonas y su mirada esta clavada fijamente en las estrellas, hacia una noche perfecta para estar con Carolina, pero lo que acaba de ver... Luca sabe que no están juntos, pero para el había significado mucho todo lo que había ocurrido esa tarde en la playa. En ese momento Luca no podía imaginar que ese chico estaba forzando a Carolina, y al no saber la verdad Luca se derrumbo. Se froto los ojos con la mano izquierda mientras con la otra sostenía un botellín de cerveza. En ese momento, se acerco hacia el una chica a la que no conocía, la chica se sentó en la tumbona en la que se encontraba Luca y le sonrió.
- ¿Quien eres? - Dijo Luca algo extrañado.
- Me llamo Paula, soy amiga de tu novia. - Dice la desconocida.
Luca la observa durante unos minutos, era una chica muy guapa. Alta, delgada, con ojos verdes y cabellos rubios. Pero.. ¿Habia dicho su novia? Carolina no era su novia.
- Yo soy Luca, pero no tengo novia, te has equivocado.- Dice Luca algo serio.
- ¿Carolina no es tu novia? - Pregunta Paula con una sonrisa picara en el rostro.
- No, no lo es. - Dice Luca.
Luca esta desorientado, no sabe donde están sus amigos, ni por que esa chica se acercaba a el, ni por que Carolina se había besado con otro chico. En ese momento le llego un whattsapp de Ari:
¿Donde estas? Llevamos un rato buscándote, Carolina sigue llorando en el baño, y dice que tu no has ido. ¿Que has echo? No le falles, soy su amiga y se que te quiere.
Las palabras de Ari dejan mas desorientado a Luca, que ya no sabe que ha pasado, en ese momento se pone la mano frente a los labios, y suspira.
- ¿Estas triste? Yo puedo arreglarlo. - Dice Paula.
A Luca no le gusta nada lo directa que esta siendo esa chica, ¿Quien se ha creído que es? El la mira, y hace como si nada, vuelve a coger su blackberry y le contesta con otro whattsapp a Ari.
Cuando he ido se estaba besando con un chico, ¿Y me quiere? ¿Que querías que hiciera? Prepararles una cama para que se acostaran, ¿O que? Déjame empaz, no lo entiendes.
Esta muy cabreado, quiere que todo vuelva a ser como esta tarde en la playa, quiere volver a tener a Carolina entre sus brazos, su mente no le deja escuchar lo que le esta diciendo esa chica extraña, pero en ese momento le ve sonreír, acercando sus labios a los suyos ¿Que esta haciendo? ¡Que pare! No le salen las palabras, y la chica, al notar su frialdad se separa de el.
- ¿Que te ocurre? Has dicho que no tienes novia. -Dice Paula enfadada.
- No tengo novia, pero me gusta una chica. -Dice Luca.
- Carolina, ¿Verdad? Bf, como sois los tíos, que os fijáis solo en el exterior. Igual a ella ya no le hace tanta gracia estar contigo si se entera de que me has besado. -Dice Paula.
- Yo no te he besado, no mientas. -Dice Luca en tono grotesco.
- No digas cosas que no son verdad. -Dice Luca preocupado. La chica se levanta de la tumbona y se dirige a la pista lateral, donde se encuentran todos sus amigos, incluido Mikel. - Que tío mas raro, he sido lo mas directa que he podido y nada. Esta "enamorado" -dice Paula algo picada. - ¿Quien no se ha querido liar contigo? Si eres un bombón - le responde Mikel con una atrevida sonrisa. -Aquel de allí, el de la tumbona. Según el, esta enamorado de Carolina, la chica que estaba hace un rato con nosotras.
Mikel se gira y mira fijamente a Luca, ¿Ese chico era el que quería tanto a Carolina? Si es así, esta noche se las iba a ver con el...

Luca sigue tumbado en el chill out de la discoteca, pensando en lo sucedido. En ese momento Ari le contesta a su Whattsapp.
¿Qué? Luca, estás muy confundido. El chico con el que según tu se estaba besando era Mikel, su ex. Carolina me ha contado que el le ha forzado, deberías hablar con ella.
En ese momento, el corazón de Luca da un vuelco. ¡Que tonto ha sido! La verdad es que esto le ha aliviado, pero tiene que ir a hablar con Carolina, ya que lo que ha pasado no puede quedar así. También debería contarle lo que había pasado con esa chica, Paula, tenía que hablar con ella urgentemente. 
Luca se levanta, y atraviesa la pista central de la discoteca, en ese momento, Mikel le llama. 
- Eh, tu, Luca. - Dice Mikel en tono chulo.
- ¿Qué quieres? - Dice Luca mientras se da la vuelta.
- ¿Sabes que Carolina era mi novia? - Dice Mikel.
- Claro que lo sé, también se que eres un gilipollas. -Dice Luca restándole importancia.
- ¿Y tu que sabes imbécil? Toda para ti, te llevas una buena puta. ¿Te ha contado lo del baño, de antes? - Dice Mikel desafiando a Luca.
- Saber se poco, pero por lo que demuestras, eres un autentico idiota. Deja empaz a Carolina, estas avisado. - Dice Luca enfadado.
En ese momento, Mikel se avalancha sobre Luca le empuja al suelo, y empieza a darle puñetazos, uno tras otro, cada cual mas fuerte que el anterior. Luca no se queda atrás, y cuando consigue quitarse a Mikel de encima, contraataca. Mucha gente les rodea, ellos siguen dándose puñetazos, Luca hace que a Mikel le sangré la boca, y Mikel consigue que a Luca le sangre la nariz. En ese momento, en plena pelea, aparece Carolina. 
- EH, ¿QUE PASA AQUÍ? MIKEL, ¿QUE PROBLEMA MENTAL TIENES TÍO? Pírate ya, cansas. - Dice Carolina muy enfadada.
- Mira tu, si tiene que venir Carolina para defenderte. -Dice Mikel en tono burlesco hacia Luca.
- ¿Pero de que vas, chaval? Flipao, eso es lo que eres.- Dice Luca mientras intenta soltarse de Raúl, que en ese momento esta agarrándole para que la pelea no continúe.
Carolina se gira, mira fijamente a Luca, esta sangrando. Ella pensaba que el no era así, que no era un idiota como Mikel, se siente defraudada.
- ¿Por qué has echo esto? Tu no eres así, Luca. - Dice Carolina mirando a Luca, con los ojos empapados.
 - Por ti. - Dice Luca avergonzado de lo que ha echo.
En ese momento aparece Paula. La chica Rubia que había besado antes a Luca.
- ¡Carolina! ¿Te ha contado ya Luca que me ha besado? - Dice Paula tras guiñarle el ojo a Luca.
El rostro de Carolina muestra tristeza, decepción, desolación... Luca observa a Paula, esa chica se la ha jugado, pero Carolina no tiene por que creerla a ella, es una mentirosa.
- Eso no es verdad, ¡Me has besado tu! - Dice Luca enfurecido.
- Ah, osea, que es verdad. - Dice Carolina decepcionada.
- Si..Bueno, No, ¡Segun se mire! Yo estaba tumbado en la tumbona, ella vino y me besó, yo no hice nada. Cuando ella vio que no quería nada se marchó, debes creerme. -Dice Luca preocupado por lo que pueda pasar.
- Sea lo que sea, me besastes. -Dice Paula tajante.
- No, me besaste tu. Y.. ¿Sabes? Aunque yo no fuera el que te besó, aunque fueras tu la que lo hizo, ha habido un beso, eso es cierto. Pero... los pocos segundos que duró ese "beso" como tu lo llamas, yo estuve pensando en Carolina. Y esto me confirma que, si, le quiero. -Dice Luca  quedándose tranquilo.
Carolina observa a Luca, le sonríe y se lanza a sus brazos.

Unos metros mas allá, se encuentran Ari y Asier, esta vez bailando Ella me pone de Fraag Malas, los chicos se lo están pasando genial juntos.
Ari baila frente a Asier, esta noche se encuentra muy agusto, quiere disfrutar de este momento al máximo, Asier le sonríe a Ari, se lo esta pasando genial con esa chica, es idéntica a el.
Ari pone los brazos en los hombros de Asier, se aproxima a el y el tiempo se detiene en ese beso.

Vicky esta sentada en la barra, mirando su twitter en su blackberry. No esta siendo una noche muy divertida, pero por lo que ve.. para sus amigos si. 
Tras terminar la pelea, Mikel se acerca a la barra y pide unos cuantos chupitos de cazalla, mientras espera observa a Vicky, ¡Que chica tan mona! pensó, y tras intercambiar algunas sonrisas con ella, decidió acercarse. 
- Hola guapa, ¿Que haces tan sola? -Dice Mikel intentando impresionar a Vicky.
- Nada, todos mis amigos están por ahí. Yo estoy aquí. -Dice Vicky sonriendole.
-¿Y esos amigos que te dejan sola? ¿Son tontos? - Dice Mikel.
- No, es que dos están liados, otros dos no saben ni lo que son, y Raúl es mi mejor amigo, estará buscando alguna jovencita con la que pasar el rato. -Dice Vicky en defensa de sus amigos.
-Bueno... pues yo puedo hacerte compañía. -Dice Mikel simpático.
Vicky acepta, y empieza una conversión con Mikel. Ella no sabía que era el ex de Carolina, tampoco sabía todo lo que había pasado, pero pronto lo descubrirá todo.



PD: También deciros que soy jurado en un concurso en este blog ( http://tengounsecretoenmiestanteria.blogspot.com.es/ ) Pasaros y participar, lo pasaremos genial!

viernes, 11 de enero de 2013

Capitulo 6.


Suena stronger de Kelly Clarkson, ya han pasado tres horas desde que los seis chicos llegaron a "L´atlantida beach club" en sitges. No tenían sueño, solo tenían ganas de fiesta y de pasarlo en grande. Asier y Ari siguen bailando juntos, pero no tan cariñosos como antes, ahora querían divertirse. Raul y Vicky toman algo en la barra del bar mientras conversan con un grupo de gente que, al parecer, también vivía en Castellón. Luca esta apollado en uno de las columnas decoradas con luces que hay en la pista principal mientras observa a Carolina, ella se estaba divirtiendo, pero sin el. Carolina había conocido a tres chicas, con las que había echo buena relación, una rubia, una morena, y otra pelirroja; La rubia se llamaba Paula, la morena Orihana, y la pelirroja Marta, vivían en Valencia como Carolina, pero nunca se habían cruzado ya que Carolina vive en el centro, y Paula, Orihana y Marta en la zona de las Artes y las Ciencias de Valencia. Se lo estaba pasando muy bien con ellas, además, tenia que conocer a alguien mas, por que por lo que había observado, Ari iba a estar algo ocupada.
- ¿Y vosotras en que edificio vivís? - Pregunta Carolina en tono simpático.
- En el edificio torre dorada, ¿y tu?- Pregunta Orihana. Esta chica era la que mejor le había caído a Carolina, todas le habían caído bien pero ella se identificaba mas con ella.
-Yo en el edificio buena vista , seguro que lo conocéis, es gigante. - Dice Carolina.
- Si que lo conocemos, ¿Y con todas las personas que hay allí, como es que estas sola? - Le pregunta Marta algo sorprendida.
- No estoy sola, allí esta mi amigo Luca, sentados en la barra mis amigos Raul y Vicky, y los que están bailando allí en medio haciendo el loco son Ari y Asier. - Dice Carolina señalando a cada uno de sus amigos.
- Parecen simpáticos, nosotras hemos venido con aquellos cinco chicos, son muy simpáticos, el de la camiseta roja se llama Liam, el que lleva un pedo del quince se llama Erik, el de la derecha que esta con su iPhone se llama Jeremy, el de los vaqueros rotos se llama Pau, y el que baila como si no hubiera mañana se llama Mikel. - Le explico Paula a Carolina detenidamente.
Carolina se fijo en cada uno de los chicos muy bien, pero... ¿Seria verdad? No le podía haber visto bien por que no se estaba quiero, pero... ¿Mikel? ¿En Sitges? ¿Podia ser posible? Ella esperaba que no, no quería estropear lo que tenia con Luca, además Mikel se lo hizo pasar mal, muy mal en el pasado. No quería verlo, pero.. era inevitable, era el. Mikel, el mismo que hace tres meses le rompió, y pisoteo el corazón. ¿Por que la vida era así? Mikel la engaño con una chica de su instituto, y ella estaba perdida mente enamorada pero ella sabia que el no lo estaba, lo dejaron a malas, y no quería volver a verle... En cuanto se acabo la canción, Mikel paro de bailar y observo a las chicas, y a su nueva acompañante, Carolina. La miro fijamente, ella se dio cuenta y se paro en seco, tenia miedo, mucho miedo. No quería verle, mirarle, ni siquiera dirigirle la palabra. Pero era inevitable, el se empezó a acercar hacia donde estaba Carolina, pero en ese instante...
- ¡Carolina! ¿Que haces tan parada? ¡Vamos a bailar cariño! - Le dijo Luca entusiasmado.
Carolina no tenia ganas de bailar, pero Luca le había salvado la vida. Se dio media vuelta sin volver a mirar a Mikel y fue hacia la pista central donde Ari y Asier bailaban sin parar.
- Gracias Luca. - Dice Carolina sin darse cuenta de que Luca no sabia nada de lo que estaba apunto de suceder antes de que el fuera a por ella.
-¿A que te refieres? - Pregunta Luca algo extrañado.
Carolina se para a pensar, quizá es mejor no decirle nada a Luca sobre el chico al que acaba de ver, prefiere estar con el, ya que con el se siente segura, pero ahora tiene que darle una respuesta.
-Por todo, por hacerme sonreír como lo estas haciendo ahora. - Le dice Carolina algo sonrojada y nerviosa.
Se acercan a Ari y Asier, ellos están volviéndose locos bailando teenage dream de Katy Perry.
- ¡Ehhhh, ya era hora de que aparecierais por aquí! - Dice Asier algo borracho.
- ¡¡Exaaaacto, nos lo estamos pasando de lujo!! - Dice Ari, más borracha aun.
Luca y Carolina empiezan a bailar, no era una canción ni muy lenta ni muy rápida, les gustaba. Entre movimiento y movimiento, Luca aprovecho para ponerle la mano en la cintura a Carolina y bailar pegado a ella, se sentía muy agusto. Carolina giro la cabeza, Mikel estaba mirándoles, ¿Que debía hacer? Se hizo la loca, y siguió bailando con Luca.
Mikel miraba celoso como Luca bailaba con Carolina, su exnovia. Rompieron por su culpa, eso estaba claro, pero... Carolina siempre sabe volver a enamorar a alguien.
La canción termino, y los chicos decidieron irse en media hora, Ari, Vicky y Carolina aprovecharon para ir al baño de la discoteca, ¡Cuanta gente había! Pero..no todos estaban haciendo sus necesidades.
- ¿Que te pasa Carolina? Te noto algo seria. - Dice Ari preocupada.
- Tía... Uf. Esto no me puede estar pasando. - Dice Carolina muy angustiada.
- Pero..¿Que ha ocurrido Carolina? No nos asustes, venga, ¿que ha pasado? - Dice Vicky intrigada.
Carolina piensa un instante en si contarlo o no, pero ellas son sus amigas, quizá seria lo mejor, contárselo y desahogarse.
- Mikel esta aquí. - Dice Carolina asustada.
- ¿¡Mikel!? ¿Tu ex? ¿Como es posible...? - Dice Ari.
- No lo sé, pero me ha visto, y me ha visto con Luca, y lo peor es que antes se me estaba acercando, pero Luca me ha rescatado.
- Madre mía, pues diselo a Luca, el te protegerá. - Dice Vicky sorprendida.
- Quizá es lo mejor, pero es que no quiero malos rollos, mejor sera dejarlo pasar. - Dice Carolina en tono decisivo.
Ari y Vicky salieron fuera de los baños a llamar a Luca, ya que Carolina tenia miedo de salir. Cuando Carolina estaba secándose las manos, la puerta sonó. Se asusto mucho, y con motivos, era Mikel.
- Mira a quien tenemos aquí... ¿No te han dicho que es de mala educación no saludar a las personas que conoces? - Dice Mikel en tono irónico.
- Mikel, dejame empaz, por favor. - Dice Carolina asustada.
- ¿A quien vas a llamar ahora? ¿Al marica ese con el que bailabas antes?
- No tienes derecho a insultarle, déjame empaz.

Ari y Vicky caminan en busca de Luca, cuando lo encuentran no le dicen el motivo, solo le cogen del brazo y le llevan hacia el baño.
- ¿Que te deje empaz, Carolina? ¿Que ya no me quieres?
- Sabes que no. Vete, dejame pasar.
Mikel bloquea la salida a Carolina, quería tenerla.
- Déjame salir. - Dice Carolina enfadada.
- Te dejare salir cuando me beses. - Dice Mikel.
- Entonces podemos tirarnos aquí toda la noche.
En ese momento, Mikel se lanza hacia Carolina, y la besa. Ella no quiere, intenta apartarle, pero es inevitable. Esta empotrada contra la pared, todo el peso de Mikel vence ante ella, y no la deja casi respirar, Mikel sigue intentando besarla, pero ella aparta la cara, aunque es inevitable...
Luca entra al baño casi sin hacer ruido, y ve a Carolina besándose con un chico. ¿Que estaba pasando? No lo sabia, pero se fue de allí. Salio del baño enfadado, sin ganas de nada. Vicky y Ari le vieron salir enfadado, pero no sabían el motivo. Luca estaba muy enfadado, el lo había dado todo por Carolina, y ella a la primera de cambio se va con otro, o eso cree Luca. Celos, despecho, angustia... eran cosas que ahora mismo estaba sintiendo Luca, tenia que hacer algo. Esto no podía quedar así. Lo que el no sabia, es que Carolina no estaba besando a Mikel, ella estaba con la cara girada hacia un lado, sus labios ni se rozaron, y lo que estaba apunto de ocurrir, cuando Luca descubriera la verdad, sera uno de los peores errores que ha cometido en su vida...